Estrategias para la introducción de las TICs en la Educación

5 jul. 2008

¿Cómo están diseñados nuestros Sistemas Educativos?

Esta es una pregunta clave de la que se desprende otra:
¿Cómo podemos transformarlos?
Para ello debe comprenderse que:

  • Tenemos Sistemas Educativos diseñados para preparar a los alumnos para una economía agraria o industrial.
  • Estos sistemas no brindan las habilidades y conocimientos necesarios para triunfar en la sociedad del conocimiento del siglo XXI.

La transformación de estos Sistemas Educativos se discute en ocasiones, desde el plano institucional, e incluso mediante políticas nacionales que intentan una mayor asignación de recursos, en términos de equipamiento, o de capacitaciones. Sin dudas buena parte de las instituciones latinoamericanas carecen de los recursos tecnológicos y no puede discutirse que nuestros docentes necesitan una capacitación creciente en cuanto a la utilización de los mismos.

Sin embargo la concreción de una estrategia adecuada parte, en nuestro criterio de dos perspectivas:

  • Transformación en el plano personal
  • Transformación en el plano institucional

En el plano personal, ya es insoslayable que cada docente se pregunte y responda:

  • ¿Existe la brecha digital alumno-profesor
  • ¿Manejo las herramientas informáticas pero que mis alumnos?

Pruebas realizadas en diferentes Escuelas y Colegios del Ecuador, me permiten aseverar que en general los docentes manejan Internet y las diferentes posibilidades de las TICs peor que sus alumnos y sólo si se esta consciente de esa limitación es que puede lograrse una transformación que haga factible que las TICs se empiecen a introducir en los salones de clase.

De igual forma la Institución debe estar consciente de cinco aspectos claves:

  1. El impacto de la tecnología en la sociedad global y en la Educación
  2. Las consecuencias de las TICs en la creación de entornos de aprendizaje efectivos
  3. Las distintas etapas en el desarrollo de los docentes
  4. Importancia de contexto y cultura, visión liderazgo y procesos de cambio al momento de planificar la introducción
  5. Las habilidades que los docentes deben adquirir se refieren no sólo a aspectos técnicos

Los errores mas frecuentes que hemos encontrado se resumen en:

  • Es un problema de la asignatura de computación. Cabe ya preguntarse cual es el papel de esta signatura en la etapa actual.
  • Se resuelve capacitando a los docentes con cursos que les enseñan utilización de las herramientas. En principio la mayor parte de los docentes han pasado numerosos cursos de computación que se limitan sólo al manejo de un paquete específico (procesador de textos, presentador de diapositivas y hoja de cálculo), ya resulta evidente que nos hemos quedado en esa etapa y que los cursos tradicionales se siguen impartiendo y las clases no se modifican y se siguen desarrollando de forma tradicional
  • No resulta necesario modificar el currículo actual. Sin pretender que se deba realizar un cambio radical del currículo vigente si debe reconocerse que este debe ser analizado criticamente al menos en cuanto a su actualidad, falta de manejo de problemas y proyectos y objetivos de aprendizaje vagos y poco precisos.
  • La introducción de las TICs pasa necesariamente del reconocimiento de los cambios en cuanto a las concepción del proceso de aprendizaje y que debe reconocerse que el:
  • Aprendizaje es un proceso natural
  • Aprendizaje es un proceso social
  • Aprendizaje es activo, no pasivo
  • Aprendizaje es integrado y contextualizado
  • Aprendizaje se evalúa según los productos del proceso (problemas reales)

Por todas estas razones planteamos una estrategia básica para la introducción que se resume en:

  1. Desarrollo profesional de los docentes a partir de los conocimientos y habilidades que los docentes deben poseer para desempeñarse en sus asignaturas
  2. El programa de introducción TICs no funciona si autoridades y docentes no tienen acceso a los recursos y tiempo y apoyo para aplicar lo aprendido en el aula
  3. El desarrollo profesional en el uso de las TICs no es un actividad que ocurre una vez, sino debe ser un proceso continuo acorde con el desarrollo de los medio tecnológicos
  4. Comenzar poco a poco.
    –Cursos de utilización de las TICs en asignaturas
    –Preparar ejemplos concretos de introducción en asignaturas: Lenguaje, Matemáticas, Sociales
    –Combinar con desarrollo de Proyectos por año y por asignaturas que tengan en su propia concepción la utilización de las TICs
  5. Claro diagnóstico de la situación actual del Centro que comprenda: niveles de conocimiento y utilización de las TICs por docentes y por asignaturas, disponibilidad y utilización de recursos tecnológicos y sobre todo una determinación precisa de la brecha Alumno- Profesor
  6. Valorar la necesidad de crear Entornos Virtuales de Aprendizaje:
    •Muchos Colegios tienen Páginas WEB inefectivas
    •Utilizar una herramienta como Moodle para crear primeras experiencias que incorporen profesores y alumnos en ambientes colaborativos: Foros de Noticias, de Intercambio, de debate. Tareas utilizando el Entorno Virtual y en síntesis un apoyo virtual a las asignaturas

Pude ver una presentación de estas reflexiones en SlideShare:

La brecha digital profesor-alumno

¿Manejo las TICs peor que mis alumnos?

En muchas Instituciones educativas al conversar con los maestros
surge siempre la inquietud en cuanto a la diferencia de maestros y profesores en
el manejo de las TICs. Si los profesores tienen ya mas de 15 o 20 años
de experiencia en ocasiones se nota casi una frustración al respecto y el reconocimiento de que
ya es muy tarde para empezar.

¿Existe o no una brecha digital entre profesores y alumnos?

Preguntese, evalúe y piense sobre todo que las TICs pueden ser su mejor
aliado, pero si no las maneja son sin dudas su peor enemigo.

Conteste SI o NO (Marque con una X):

  1. ¿Utilizo Internet frecuentemente en la preparación de clases? __Si __No
  2. ¿Mando tareas que requieran Internet? __Si __No
  3. ¿He bajado ficheros de Internet? __Si __No
  4. ¿Se como extraer información de una página WEB y llevarla a Word? __Si __No
  5. ¿Se que es un Buscador? __Si __No
  6. ¿Puedo expresar para mi asignatura palabras claves para un buscador? __Si __No
  7. Conozco al menos tres direcciones de Internet con materiales que puedo utilizar en mis clases? __Si __No
  8. Se como organizar Favoritos en Internet Explorer __Si __No
  9. Entiendo las operaciones de Cortar y Pegar __Si __No
  10. He utilizado Internet desde un celular __Si __No
  11. Tengo una cuenta de email __Si __No

Aunque haya contestado todo en Si, pregúntese ahora

¿Conoce Hi5?

Si no lo conoce su situación es crítica, pregunte ahora a sus alumnos:

¿Cuantos de Uds tienen una cuenta en Hi5?

Si nadie tiene una cuenta creada, o su Escuela esta en Marte, o los alumnos le estan engañando, asi de simple. En lo que va del año 2007 HI5 tiene más de 500 millones de cuentas registradas, la mayoría de ellas en América Latina.

Aunque las preguntas que presentamos pueden parecer elementales, en nuestras discusiones en Escuelas y Colegios hemos encontrado que buena parte de los profesores manifiestan que efectivamente sus alumnos manejan mejor la Tecnología. Al respecto puede pensarse que sin dudas todo hecho tecnológico es de hecho un cambio cultural y que por una u otra causa las generaciones mas viejas ya no asimilan este cambio de cultura. El problema es en nuestro criterio tan grave que debe ser analizado y enfrentado con todo rigor, o la Escuela se quedará al margen de los cambios que demanda la Sociedad de la Información.

En general ¿Cómo calificaría Ud su manejo de la Tecnología (Internet, Celulares, Computadoras), en relación con sus alumnos?

  • SUPERIOR
  • IGUAL
  • INFERIOR

¿Cree Ud que existe la brecha digital entre alumnos y profesores?

Envíe sus criterios

Internet en la docencia

¿Algo más que copiar y pegar

Este artículo se basó en observaciones realizadas al impartir el Curso Internet para docentes en tres Colegios de Quito y dos de Manabí en Ecuador

Como toda tecnología, Internet es una creación cultural (Castell 2006), pero
esta realidad parece estar ausente de los debates sobre su utilización y
consecuencias para la docencia actual.
Evidentemente cada aprendizaje requiere unas condiciones concretas y diferentes a otras. Estas condiciones de aprendizaje están determinadas por dos elementos: recursos educativos y estrategias de enseñanza, y por la interacción de ambos.

Por lo general, la utilización de las denominadas Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) se inscribe en este marco de referencia, en el que se entiende el uso de los medios digitales, como recursos de formación específicos que favorecen
el aprendizaje sólo de ciertos contenidos, en particular, de ciertos procedimientos, conceptos y habilidades, asociados a situaciones específicas de aprendizaje y en relación con estrategias didácticas propias. Esta línea de pensamiento no es original ni nueva, y sigue el pensamiento de algunos autores como Seymour Papert (Papert. S. 1981) que desarrollaron esta concepción en los inicios de la Informática Educativa.
La utilización de Internet se asocia a la vez al desarrollo de actividades de Educación en línea (E-Learning). En este caso Internet sigue viéndose como el “fluido” que transporta contenidos, que de una forma u otra se siguen diseñando de modo tradicional, sin considerar las posibilidades de creación de entornos de aprendizaje que aprovechen óptimamente las posibilidades no sólo comunicativas, sino interactivas y colaborativas que se ofrecen en el espacio virtual. No es de extrañar, por tanto, que se observen diferentes críticas sobre la baja calidad del E-Learning.
Sin dudas el problema es mucho más complejo. Como Internet es una red global no distingue fronteras y, en principio, la única censura directa es no estar en
Internet, aspecto a veces ignorado por los gobiernos totalitarios que viendo los
riesgos a su supervivencia, producto de este intercambio y flujo de información,
asumen el alto costo de comprometer el futuro. Siguiendo el pensamiento de
Castell “No se puede estar "un poquito" en Internet. En Internet se está o no
se está tanto desde el punto de vista de gobierno, grupo social, individuo, o de un maestro
.
Las posibilidades de utilización de Internet en la docencia se inscriben, desde el punto de vista de la teoría pedagógica, en las ideas esenciales planteadas por Pask (1975) a partir de los puntos de vista de Vigotsky sobre que aprender es, por naturaleza, un fenómeno social y la adquisición de nuevos conocimientos es el resultado de la interacción de individuos y aprender un proceso dialéctico de confrontación, en el transcurso del cual y como su resultado se produce la incorporación del nuevo conocimiento.
Desde este punto de vista pudiera considerarse que se desarrolla un proceso en que los participantes (estudiantes) crean una Zona Virtual de Desarrollo Próximo (Vigostky 1984). El pensamiento constructivista (Young 1993) ubica igualmente el conocimiento como una relación activa entre el individuo y un determinado entorno, en el que el aprendizaje se produce cuando el estudiante está envuelto activamente en un contexto de aprendizaje de naturaleza compleja y real. Con ello queda abierta la discusión a si Internet responde a las características de realismo y su complejidad. Una consideración a nuestro juicio simplista, ubica que la virtualidad de Internet imposibilita el realismo.
Por un lado, no podemos soslayar que Internet posibilita intercambios auténticos entre usuarios provenientes de contextos culturales diferentes, pero con intereses similares. Por otro, la confrontación directa con el manejo de Internet por los alumnos, nos lleva a admitir el hecho clave de que se ha producido una incorporación gradual de estos a una nueva “cultura” y, de esta forma, veremos que el alumno que práctica con Internet y accede a fuentes documentales de Geografía, Física, Matemáticas, u otras asignaturas atribuye a estas una naturaleza de verosimilitud y realidad, como recursos reales y con toda razón atribuye a estas fuentes, una verosimilitud y certeza que difícilmente concede a un texto, a veces obsoleto, o una clase tradicional basada en simple transmisión de hechos, o conclusiones que no se sustentan en la práctica social que vive.
De esta forma la primera premisa para poder incorporar Internet a nuestras clases es la comprensión de que nos encontramos ante una nueva cultura que se inscribe de lleno dentro de la línea del desarrollo cultural planteada por la teoría pedagógica y en la que difícilmente podremos participar si no superamos las dificultades iniciales y entramos con una participación continuada en este nuevo entorno, lo que en muchos casos pasa por un cambio de mentalidad, para incorporarnos a esta “cultura específica” que no olvidemos, ya viven nuestros alumnos.
A continuación se relacionan las preguntas básicas que hicimos a diferentes docentes:

¿Utiliza Internet frecuentemente en la preparación de clases?
¿Manda tareas que requieran Internet?
¿Ha bajado ficheros de Internet?
¿Sabe como extraer información de una página WEB y llevarla a Word, o a
Excel?
¿Sabe qué es un Buscador?
¿Puede expresar para su asignatura palabras claves para un buscador?
¿Conoce al menos tres direcciones de Internet con materiales que pueda
utilizar en sus clases?
¿Sabe cómo organizar Favoritos en Internet Explorer?
¿Entiende las operaciones de Cortar y Pegar?
¿Ha utilizado Internet desde un celular?

Las respuestas a estas preguntas permiten concluir que cerca de un 80% de los docentes no están preparados para afrontar el reto de Internet y que en gran parte de los casos, sobre todo, en docentes de más de 40 años hay que vencer una primera etapa inicial de miedos, inhibiciones. Una capacitación efectiva para el manejo de Internet en la docencia, pasa así en nuestro criterio por las etapas siguientes:

  • Diagnóstico individual. Compromiso y valoración del uso de Internet en
    clase
  • Manejo de herramientas de navegación en Internet
  • Reconocimiento del lenguaje de Interfase de los programas
  • Como manejar información mediante operaciones de Cortar, Copiar y Pegar. Problemas y reto
  • Búsqueda de Información en Internet
  • Estrategias para diferentes asignaturas Revisión de elementos de uso docente disponibles en Internet

De esta forma podemos concluir que más que un problema técnico enfrentamos un
reto de incorporarnos a una cultura en que ya están inmersos nuestros alumnos y
en lo que la pregunta clave es:

¿Estoy dispuesto a incorporarme a la nueva cultura de Internet?

Parodiando a una conocida caricatura de Garfield, no perdamos tiempo en la
discusión de si el vaso está medio lleno, o medio vacío, pues los alumnos no esperan y como el gato travieso acabarán apurando el vaso, dejándonos con la frustración de no participar de lleno en esta transformación educativa que impulsa Internet.

Referencias:
Castells Manuel. Internet, libertad y sociedad: una perspectiva analítica [en línea] <http://www.uoc.es/web/esp/launiversidad/inaugural01/intro_conc.html>. Consultado el 19 de Abril del 2007
Cortijo, René. Módulo Educación y las TIC. Maestría de Sistemas Informáticos Educativos. Univ. de Israel. Quito.
Papert, S. (1980). Mindstorms: Children, Computers, and Powerful Ideas, New York: Basic Books.
Papert, S. (1981). Desafío a la mente. Computadoras y educación. Buenos Aires: Galápago.
Pask, G.(1975) Conversation, cognition and learning. Amsterdam and New York: Elsevier.
Vigotsky, L.S.(1984) El desarrollo de los procesos cognitivos superiores. Crítica, Barcelona.
Young, M.(1993) Instructional design for situated learning. Educational Technology Research & Development, 41(1), 43-58.

Loading

Entradas populares